Translator / Traductor

Buscar este blog

martes, 7 de junio de 2011

Injusta injusticia: sentencia homófoba de la Audiencia Nacional


Mientas hay personas que dan su vida o se la juegan por los derechos de todos, en el “Primer Mundo” (no de los Derechos Humanos, aunque andamos mejor que en otros sitios) la Audiciencia Nacional ha declarado nula la sanción que Industria pidió a Intereconomía por el siguiente anuncio:



[Encuentro otro que creo que es peor: http://www.youtube.com/watch?v=9451SO4TKtE]

Mi primera pregunta es: ¿Qué es para este medio gente normal y corriente?
Adjunto las definiciones 1 y 3 de la palabra <<normal>> según la RAE:
1.- adj. Dicho de una cosa: Que se halla en su estado natural.
3.- adj. Dicho de una cosa: Que, por su naturaleza, forma o magnitud, se ajusta a ciertas normas fijadas de antemano.
Yo me considero en estado natural y no considero que por mi naturaleza me salga de ninguna norma  fijada de antemano. Lo que pasa es que utilizan normal para ajustarse a “ciertos prejuicios fijados de antemano” que debe tener este grupo de comunicación.

Primera observación: Día Orgullo LGTBQ, no Gay. Ya que hacéis un anuncio hacedlo bien coño.

Segunda observación: Genial lo de la libertad de expresión. Lo que me jode es que no es igual para todos. Libertad de expresión para que los medios de comunicación digan lo que quieran, para que los curas y la Iglesia opinen sobre lo que quieran y para que todo el mundo hable de lo que le da la gana. Pero en cuanto se tocan temas que no gustan como la Republica, la LGBTfobia e infinidad más, pues jode. Y ya atacamos con las típicas frases de: “Ya has tenido tu minuto de gloria” y/o “¿Es esta tu única preocupación?" Etc.

Tercera observación: Me parece mal que la Audiencia Nacional considere: “el carácter prioritario que ostenta la libertad constitucional de opinión y más aún cuando es formulada por un medio de comunicación". También me parece mal que ahora Intereconomía diga que el video no era una crítica al colectivo homosexual sino sólo al grupo de personas que asisten al acto festivo porque "no resulta representativo de la mayoría del colectivo". Pero lo que peor me parece no es esta sentencia en sí, o la anulación del pago de 100.000 euros por el anuncio. En el fondo es lo de menos. Lo que más molesta y lo que considero más importante son las declaraciones y opiniones claramente  LGTBQfobas que se hacen diariamente en mil medios de comunicación (sobretodo en éste). Parece que carecen de importancia. No entiendo como determinados personajes pueden seguir diciendo lo que les dé la gana sin respetar los derechos de los demás sólo porque en los medios de comunicación haya libertad de expresión.
Y me pregunto (como siempre tengo esa mala manía de analizarlo todo): ¿Y los derechos de las personas no chocan con esa libertad de expresión? ¿Puedo insultar, atacar o discriminar a alguien por libertad de expresión? ¿Y si encima lo digo en la televisión o en cualquier otro medio de comunicación soy inmune a la ley? Lo que habría que hacer es denunciar individualmente a estos personajes y luego al grupo de comunicación y directores de los programas para terminar con ellos. Pongo acontinuación unos vídeos para que sepais de que hablo y luego sigo…



¡Qué inhumanos somos! ¡Yo cría que sólo éramos antinaturales! ¡Ahora también somos sodomitas! No tenemos piedad por cancelar una huelga para que las mujeres puedan subirse con los carritos. ¡Vamos a abrir el metro a todxs pero solo pasarán gratis "los que lleven tanga y gorra de las SS"!

El siguiente vídeo no tiene desperdicio. Lo enlazo AQUÍ.
“Es que no acabo de dominar el género”, dice el señor Horcajo. No se equivoque, lo que usted no domina es el castellano y eso que es periodista. Es penoso. Otra perla, la famosa:
Carla, Carlos, Carlitos, Carlines o lo que sea. Chica, chico, chique o lo que sea...
¿Pero esto qué es? ¿Cómo que lo que sea? Es una persona y como tal tiene derecho a que se le llame como quiera esa persona y ha ejercer de lo que quiera independientemente de su identidad u orientación sexual. Se llama Carla Antonelli y desde aquí mi enhorabuena.

Luego sale el otro (Pablo Castellano) que dice que tiene que acreditar que va a mirar por los intereses de todos los ciudadanos. ¿Se le pide eso a la clase política  o sólo a los transexuales? Alguien pide aquí la acreditación de qué miren nuestros intereses cuando a lo que se dedican es a mirar sus interes, sus coches y viajes en avión en primera clase?

¿Contra esto no hay denuncia? ¿No hay sentencia de la Audiencia Nacional? ¿Se puede permitir esto por mucha libertad de expresión que tengamos en el s. XXI? Tenemos mucha libertad de expresión , pero nos falta mucha EVOLUCIÓN…

Para tomárselo un poco con humor y no “ulcerarnos”:


Y por su puesto, seguiremos adelante gracias a personas como éstas (la evolución si se da en Twitter):

No hay comentarios:

Publicar un comentario