Translator / Traductor

Buscar este blog

martes, 21 de junio de 2011

Mi 19J y mis pensamientos desordenados sobre Movimiento 15m


19J. Pienso en el metro, de camino a Cibeles (no hice el recorrido de ninguna columna, que conste):
Nervios y algo raro en mi interior. Ilusión, esperanza y muchas sensaciones más que no puedo describir. Por fin la sociedad se mueve. Madrid está repleto de gente. Ya dan igual las opiniones y la desinformación de los medios de comunicación porque nosotr@s sabemos lo que hay. La verdad está ahí fuera. Las ganas de cambio, evolución y democracia real ya no se pueden guardar de nuevo en nuestro interior. Las conciencias están tranquilas y se han levantado. Todas juntas, unidas pacíficamente. Jóvenes, adolescentes, niñ@s, abuel@s, adultos, alt@s, baj@s, gord@s, flac@s, pobres y no tan pobres, personas paradas y las empleadas; las de Hortaleza, las de Lavapies, las de Salamanca, las de Barcelona, etc… TOD@S UNID@S y eliminado barreras socioculturales, idiomas prejuicios y fronteras entre Comunidades Autónomas y países. Porque esto ya no es la spanishrevolution. Esto se va a convertir en la worldrevolution. Tod@s tenemos que luchar por un mundo mejor. No queremos ser marionetas. Basta ya, nos hemos cansado y ya no nos paran. Sólo les queda escucharnos.

Pueden acabar con nuestro dinero, nuestras casas, nuestra educación, nuestros derechos, nuestros trabajos, etc. Pero hay una cosa que nunca se apagará: LA ESPERANZA, LA ILUSIÓN, LAS GANAS Y LA FUERZA DEL PUEBLO. Se prendió la mecha. Ya no se puede apagar. Va a explotar. Quien no quiera verlo que se aleje corriendo. Quien no esté de acuerdo que argumente, como argumentamos nosotros. Que dejen de tirar mierda desde los medios de comunicación manipulados. También nos hemos dado cuenta de eso y es lo único que les queda: manipular. Se dijo que la religión es el opio del pueblo. Yo creo que lo es la televisión.

Esto es una partida de ajedrez entre partidos políticos y nos hemos cansado de ver como juegan. Ahora nos hemos convertido en peones y no solo luchamos hacia delante, también tenemos libertad de movimiento, de pensamiento y de expresión (incluso contra nuestro propio rey).

Nos da igual los juegos sucios y las trampas porque estamos en disposición de  cambiar el juego e incluso el tablero, si hace falta.

Hoy 19J, estoy emocionada por poder vivir este momento. Me da igual si histórico o anecdótico porque nosotr@s mism@s nos encargaremos de transmitirlo, de hacer que nunca se olvide, de servir de ejemplo a futuras generaciones. Por tus hij@s, l@s tuy@s, tus herman@s, tus sobrin@s, por nuestr@s madres y padres y sobretodo por NOSOTR@S MISM@S.

Llego a Cibeles. Taquicardia de ilusión. Esto es increíble. Marchamos hasta Neptuno donde se te pone la carne de gallina al ver la pancarta de "RESPETO". Se procede a la lectura del manifiesto al lado del cordón policial que nos separa del Congreso y se da por terminada la manifestación.

El Paseo del Prado fue el gran testigo del día festivo que se vivió en Madrid, improvisado, sin aparecer en calendarios. Orquesta tocando en Neptuno la 9º sinfonía de Bethoven. Familias y grupos de personas se extienden por las explanadas de césped comiendo, charlando y riendo. Algunas asambleas se reunen, dos personas anuncian quedadas para próximos desahucios a golpe de megafonía. 

Después de la comida y el descanso, vuelta al cordón policial del Congreso. Calor insoportable pero es genial el ambiente festivo con cantos graciosos. Cero violencia. De ahí partimos de nuevo a Cibeles y de ahí a Sol, a celebrar la asamblea a las 20h. Aplauso  enorme para Dinamización por poner humor, ganas y algo de explicación a los gestos utilizados en la asamblea, por si hay alguna persona rezagada que no se los sabe todavía. Marcho a mitad de asamblea y de nuevo, reflexiono en el metro:

El proceso asambleario es lento, con turnos de palabra en contra, a favor, disenso, consenso… Palabras nuevas en nuestro vocabulario  pero frecuentes en el de Sol. Aun así, sigo pensando que ver a tanta gente reunida debatiendo es un milagro. Más milagroso es, o un mérito insuperable, el trabajo de las comisiones, grupos y subgrupos que hacen posible que todo se lleve a cabo.

La gente se mueve, la gente sabe, la gente explica, la gente entiende y opina y sino, pregunta. No nos gusta lo que hay e intentamos cambiarlo. Si de algo me siento orgullosa a día de hoy es de formar parte de esto. Llámalo movimiento 15m, anarquistas, antisistemas, perroflautas, indignados, acampados. Llámalo X. Formo parte de esto, lo sé. Yo y miles de personas en España y en el mundo entero. Sabemos lo que somos y queremos, da igual el nombre que nos pongan. Ya no pasamos por la imposición. Ahora decimos NO, pero no en casa, en el curro o en el bar... Ahora decimos NO y salimos a la calle. Y no solo eso: proponemos, creamos, nos ayudamos, debatimos y consensuamos.

Otra reflexión se me viene a la cabeza. La del lenguaje inclusivo. Creo que este movimiento lo está empujando. ¿Por qué? Porque se exige, porque se puede, porque llevamos siglos oyendo nosotros y ahora de repente se oye nosotras. Será una tontería, como todo el movimiento (ironía ON) pero tiempo al tiempo… Y el tiempo se está acabando para muchos ideales, partidos políticos, banqueros, formas de hablar y de vivir.
BASTA YA de vivir en una especie de “Show de Truman” en el que parecemos marionetas

¡¡AHORA LA PELÍCULA LA RODAMOS NOSOTR@S!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario