Translator / Traductor

Buscar este blog

miércoles, 28 de septiembre de 2011

Únete a las ‘Madres por la Igualdad' de Brasil!





”Mi hijo, mi mejor amigo, fue asesinado en un crimen de odio el año pasado. Ahora estoy llenando mi vacío con la lucha en contra de la violencia, homofobia y discriminación.” – Eleonora, Madre por la Igualdad
 
 
 
 
“Yo prefiero a un hijo muerto que a un hijo gay”. Éstas palabras, recién pronunciadas por un destacado miembro del Congreso como un llamado a los “valores familiares” de Brasil, provocaron ira en Eleonora Pereira.
 
El hijo de Eleonora, José Ricardo, fue asesinado hace un año—víctima de una creciente ola de crímenes de odio homofóbica y transfóbica en Brasil.
¿Valores familiares? Eleonora nos dijo que los valores familiares que ella conoce son aquéllos compartidos por madres alrededor del mundo: negándose a ver a su hijo ser insultado, herido o hasta asesinado por el simple hecho de ser fiel a sí mismo.

Y Eleonora no está sola. En recientes meses madres de todas los rincones del país han empezado a reunirse para denunciar a la discriminación, la violencia y la homofobia que se está desbordando en Brasil. Se hacen llamar las “Madres por la Igualdad”.


El 29 de septiembre las “Madres de la Igualdad” llevarán su campaña al Congreso para exigir que sus líderes políticos apoyen una propuesta de ley Anti-Homofobia que protegería a todos los brasileños POR IGUAL de la violencia y la discriminación. ¿Firmarás y compartirás su declaración al Congreso—y a sus compatriotas—declarando a la IGUALDAD como el verdadero valor familiar?
CONOCE A OTRAS MADRES POR LA IGUALDAD ▼

GEORGINA:

Me acuerdo de él a los 14 años de edad. Mi hijo se me acercó muy nerviosamente y me dijo que era gay. Nos dimos un abrazo y le avisé que ya lo sabía y que lo más importante es su felicidad.

ANGÉLICA:

Todos tenemos la obligación como ciudadanos por respetar a la diversidad de nuestra sociedad. Ésta lucha se trata del respeto a la vida. Hoy, la homofobia mata. El asesinato de mi hijo, Alexandre, es un ejemplo.

EDITH:

Mi más grande alegría con el proceso de la salida del clóset de mi hijo fue que me convirtió en mejor persona. Si no tendría un hijo gay yo podría ser tan prejuiciosa como antes. Pero ahora soy una mejor persona y eso me hace feliz.

ANGELA:

Como madre preocupada con la creciente ola de homofobia en nuestro país, realmente me alarma cuando los líderes políticos y religiosos van a sus púlpitos o micrófonos a compartir su “conocimiento” sobre la homosexualidad, basado en opiniones y creencias personales, instigando a la sociedad a contra de personas cuya único “pecado” o “crimen” es amar a su par.

MONICA:

A mí no me importa si los labios que se besan son de un hombre o de una mujer. Yo quiero que mis hijas tengan relaciones sanas, con gente afectuosa, atenta y sincera. Sobre todo, quiero que sean felices.

RAQUEL:

Siempre estoy feliz de poder hablar acerca de mis hijos, a quienes quiero tanto. Dos son heterosexuales, y el más joven es gay. Yo siento un inmenso orgullo por él. Tiene tanta fuerza y determinación.  

Fuerte aplauso a nuestros fotógrafos en Brasília (Alexandra Martins), Curitiba (Rodrigo Wypych), Recife (Elvio luiz dos Santos), Rio de Janeiro (Poliane Gomes), and São Paolo (Alícia Peres). 


No hay comentarios:

Publicar un comentario