Translator / Traductor

Buscar este blog

jueves, 3 de noviembre de 2011

STOP HOMOFOBIA - ¿Estamos tan bien?

Empiezo a estar un poco harta de escuchar: “Si estáis muy bien”. ¿Qué estamos muy bien? Claro, mejor que en la Edad Media si, pero a día de hoy queda mucho por hacer, mucho por lo que luchar. Y no me vale la excusa de “eso cuanto tienes pareja se te pasa porque estás a gusto y te da igual todo”. Pues no. No me da igual que mis derechos como persona, igual a todas las demás, se vean atacados constantemente por la sociedad retrógrada, absurda e hipócrita en la que vivimos, cohabitamos y subsistimos; independientemente de si tengo pareja o estoy más sola que la una.
¿Qué me pasa? Que ser lesbiana, gay o bisexual en el siglo XXI, en un teórico país desarrollado y avanzado como es España parece que sigue sentando mal (y ya no te hablo de ser Transexual porque da para diez entradas más, o para bibliotecas enteras). Todavía te toca oír lo de: “¡Hombre! No te quejes, si os podéis casar y todo”. ¿Y todo? Osea (a lo pijo), ¿me estás diciendo <<y todo>>? Como si tuvieramos ahora “sobrederechos”. Como si con casarnos hubiéramos terminado de luchar por la conquista de toda la igualdad del mundo. Y no nos vamos a poner a hablar de tener hijos/as porque te toca oír que la sociedad no está preparada. Pues que se prepare. La Sociedad somos todas y todos y la mentalidad de nosotras no cambia de un día para otro pero todos tenemos la obligación de inculcar unos buenos valores a los que nos rodean. Y si tenemos esa obligación, perteneciendo a cualquier colectivo, en este caso el LGTB, la lucha tiene que ser desde dentro. No me vale el tener pareja y quedarme en casa porque ya lo tengo todo, como decía antes. ¿Todo? ¿Todo qué es? ¿Acaso se paró la lucha el 17 de mayo de 1990 porque se suprimió la homosexualidad de la lista de enfermedades mentales? No. ¿Se paró en 2005 con la Ley de matrimonio de personas del mismo sexo en España? No. ¿Pararemos a mitad de camino de la lucha de nuestros derechos básicos? No, nunca.
No te conformes, no mires hacia otro lado. Y no te quedes en el mundo en el que vives. Ni en el: “¡Ah! Como mi entorno lo acepta…” ¿Qué pasa que si no te toca de cerca no te mueves? ¿Si no te salpica la mierda te quedas en el sofá agustito?
¿Por qué somos tan hipócritas de no hacer nada hasta que no nos afecta?
Acabo de leer en Internet que a BertoltBrech (o Martin Niemöller, que hay dudas de quién fue) sólo le faltó escribir en su poema: 
"Al final mataron a unos homosexuales
pero como yo no soy gay
tampoco me importó."
Y es exactamente lo que pasa en la actual sociedad, la sociedad de “mirar para otro lado”, la hipócrita y corrompida. Así que vamos a parar esto. Vamos a visibilizarnos, a explicar, a hablar, a enseñar. Vamos a hacer lo que sea para que la gente entienda que somos iguales, que por mucho que tengamos o consigamos es lo que corresponde, que la homofobia (incluyo lesbofobia, bifobia, transfobia en el término) es la enfermedad, no la homosexualidad.
Lo peor es que la ideología de partidos políticos y la doctrina poderosa de la Iglesia sigue echando mierda sobre mierda y esto no se acaba nunca. No pido que mi abuela lo entienda, ni que la residencia de ancianos de al lado de casa celebre el día del orgullo gay (con cascos para no molestar, eso siempre) ni que Rouco Varela pregone públicamente que la homosexualidad es lo mejor del mundo (eso sí, para dar opinión sobre política no se corta un pelo). Pero una cosa es lo que te joda personalmente por ser una persona inculta, por desconocimiento, por miedo a lo ajeno o por la mala educación y otra cosa es que te dediques a joder al personal.
Venga va, os cuento de dónde procede mi mosqueo, así, de repente. Ha sido por leer esto:

 
Y así infinidad de noticias. Día tras día. Y por lo menos en España no son TODAS de asesinatos. Y me da igual que no me toque de cerca, porque me toca, nos toca a todas. Las injusticias y desigualdades nos son de todas. Un poquito de conciencia social por favor. Que TODAS Y TODOS SOMOS PERSONAS.

Dejo tres de vídeos interesantes.
El primero habla sobre la homofobia de manera teórica. El segundo muestra lo que es la homofobia de manera práctica, en la actual España, la España mía, la España nuestra (como me gusta decir a mi). Y por último, en el tercero queda muy bien reflejado que un ser humano lo puede ver normal y es capaz de lograr aceptarlo en un segundo. Eso sí, desde la perspectiva de la conciencia de un niño que todavía no ha sido contaminada por la sociedad, si, esa hipócrita, la de mirar para otro lado y la de odio que nos meten desde pequeños en la cabeza.




2 comentarios:

  1. La gente puede ver todo tipo de violencia, y no pasa nada,ahora ver cariño y amor eso no lo pueden soportar, ni entiendo ni entenderè jamàs que daño puede hacer el amor, veo normal que mi hijo vea besarse a alguien, independientemente del sexo de ambos, a que vea violencia, el amor y el sexo es algo que yo quiero que forme parte de su vida, sin embargo lo que yo erradicarìa y gritarìa a los cuatro vientos es NO A LA VIOLENCIA, SI AL AMOR LÈSBICO, GAY O HETERO.No digais que no es mucho mas bonito. Fdo. Claudia Iraola

    ResponderEliminar
  2. Toda la razón del mundo tienes Claudia. No entiendo que problema hay en ver amor, cuando es lo más importante que tenemos en esta Tierra.
    Genial la reflexión.

    ResponderEliminar