Translator / Traductor

Buscar este blog

jueves, 9 de febrero de 2012

Recorte...

Las ruedas de mi maleta y tu ya os habéis visto antes. De hecho os conocéis a la perfección. Sueles ser mi retiro, me acoges y me das fuerza. Y, en ocasiones, me traes esa soledad tan caprichosa que, cuando la tenemos no la queremos, cuando la queremos no la tenemos. Pero aquí, contigo y con Soledad solemos pasarlo bien.

Albergas tanta arquitectura y tanto arte, que da miedo mirarte y pisarte. Y cada recoveco puede ser una aventura, un descubrimiento, una historia, una sensación que se queda todo dentro porque una fotografía a simple vista no guarda todo esto.

Lo que te tenías bien calladito es la sorpresa que preparaste esta vez: ELLA. Soledad sólo me acompañó cuando quise, que raro. Y esta vez más que nunca, las sensaciones, aventuras y descubrimientos ni caben en una fotografía, ni casi cabían en mi.


Continuará...

No hay comentarios:

Publicar un comentario